La autoestima es un tema que durante los últimos años ha suscitado bastante interés dentro de la crianza y educación. Cada vez es mayor la frecuencia con la que se observan niñ@s inseguros, inhibidos y temerosos.

 

El concepto de autoestima alude a la valoración que hacemos de nosotros mismos, la cual se basa en las experiencias, sentimientos y pensamientos que hemos tenido durante nuestra existencia. Se construye entonces a partir de un proceso de interiorización que se va modelando y desarrollando gradualmente durante toda la vida, siendo la infancia un período clave para sentar las bases de ésta.

 

La autoestima es, sin duda, una pieza fundamental en la vida de los niñ@s -y también adultos- ya que la apreciación positiva de uno mismo es fuente de salud mental, siendo un requisito imprescindible para alcanzar el bienestar en todos los ámbitos.

 

Cuanto mayor sea la autoestima de los niñ@s, se sentirán más seguros, valiosos y capaces. Por lo mismo, desarrollarán una adecuada autonomía, se arriesgarán a nuevos desafíos y podrán tolerar mejor la frustración, reconociendo tanto sus fortalezas como limitaciones. Además, se comunicarán con mayor fluidez, establecerán relaciones gratificantes y predominará en ellos una actitud optimista.

 

Por el contrario, los niñ@s con una autovaloración negativa no confiarán en sus posibilidades, se sentirán inferiores frente a los demás y tenderán a criticarse a sí mismos de forma reiterativa.

 

Muchos niñ@s con baja autoestima experimentan ansiedad, angustia, miedos injustificados, alteraciones en su sentido de pertenencia y enfermedades psicosomáticas, entre otras, viéndose fuertemente afectado su desarrollo socio-emocional. Sumado a esto, se ve interferido también el proceso de aprendizaje, ya que la motivación y sensación de competencia disminuye notablemente.

 

Consejos para reforzar el autoimagen en nuestros niñ@s

 

Dada entonces la importancia de fomentar la autoestima en los niñ@s, y considerando que los padres -como principales figuras de apego- cumplen un rol crucial respecto a la autoimagen que tienen y tendrán sus hijos, entregamos algunos consejos para reforzar el autoconcepto de los niñ@s y estimular así su felicidad:

 

  1. Trasmítele a tu [email protected] a diario que lo amas, lo apoyas y respetas. Esto se comunica de forma verbal y también a través de abrazos, cariños, el tono de voz, la mirada, presencia, escucha activa y atención plena. Para que los niñ@s tengan una buena autoestima, es importante que crezcan en un entorno cariñoso y contenedor.

 

  1. Procura [email protected] y utilizar afirmaciones positivas, tales como “tú puedes”, “eres capaz”, “te felicito por tu intento”, “que bien estás haciendo esto”. El lenguaje y el foco donde ponemos la atención incide directamente en cómo los niñ@s van construyendo su autoimagen. Por lo mismo, evita bajo cualquier circunstancia críticas, etiquetas, humillaciones y burlas.

 

  1. No compares a tus hijos entre ellos ni tampoco con otros niñ@s. Acéptalos tal y como son, valorando sus propias características, cualidades y recursos, sin exigirles más allá de sus posibilidades ni presionar sus propios ritmos de maduración y desarrollo. Recuerda que cada niñ@ es único y especial.

 

  1. Otórgale un rol activo, ofreciéndole responsabilidades, oportunidades para tomar decisiones por sí [email protected] y también para resolver problemas. Así aumentará su sensación de capacidad, ya que se dará cuenta que puede contribuir y que su aporte es realmente importante y necesario en la familia.

 

  1. Fomenta sus intereses y habilidades, felicitá[email protected] siempre por sus intentos, exploraciones y logros. Demuéstrale que confías en él/ella estimulando la sensación que puede hacer lo que se proponga, y cuando sea necesario, ayú[email protected] a superar las dificultades que se presenten.

 

  1. Valora el esfuerzo y el proceso más que el resultado, aceptando los errores como parte fundamental del aprendizaje y haciendo hincapié en que existen nuevas oportunidades, pues nada es determinante ni estático.

 

Ahora bien, en caso de que se lleven a la práctica estos postulados y que aun así se observe una autoestima baja en el/la niñ@, no duden en consultar con un psicólogo Infantil que pueda prestarles ayuda y orientación al respecto.

 

No permitamos que los niñ@s sigan creciendo y desarrollando una imagen menoscabada de sí mismos, sino que potenciemos y expandamos los recursos que tienen y el brillo que cada [email protected] lleva dentro.

 

 

 

Equipo Psiquiatras Online

 

 

 

 

 

 

× ¿Tienes dudas?