Hoy quisiera hablarles de la Comida como un Portal.

Este es un concepto que puede transformar tu relación con la comida de una manera muy poderosa. Creo que arroja mucha luz sobre los desafíos que muchos de nosotros enfrentamos al comer. Estoy hablando de comer en exceso, atracones, comer emocionalmente, hábitos alimenticios no deseados, desafíos de peso y más.

La mayoría de las personas tiende a ver sus problemas de alimentación como “El Enemigo”. No importa qué preocupaciones tengamos con relación a la comida, queremos deshacernos de ellos lo más rápido posible, ¡preferiblemente ayer!

La mayoría de la gente ve sus desafíos alimenticios como un invasor extranjero, quien necesita ser atacado, ensartado, golpeado, descartado, reparado y erradicado de cualquier manera posible. Vemos nuestros problemas alimentarios como un mal virus, y, de hecho, si pudiéramos tomar algún medicamento para eliminarlos, o algún suplemento para drenar su vida, entonces eso es lo que haríamos.

Si miras a tu alrededor, notarás que la mayoría de las estrategias que utilizan los profesionales cuando se trata de trabajar con el peso y todo tipo de problemas alimentarios, se centran en hacer todo lo posible para cambiar nuestro mal comportamiento: claramente estamos haciendo algo mal, tenemos una debilidad, tenemos un problema de fuerza de voluntad, tenemos una falla de carácter! Así que simplemente lo que tenemos quehacer es arreglar lo que está defectuoso, echado a perder, o simplemente malo.

Pero aquí está la noticia de primera plana: este enfoque está completamente desactualizado, anticuado y es enormemente ineficaz! Si has utilizado este enfoque en el pasado, te garantizo que no te ha funcionado exitosamente a largo plazo. En el mejor de los casos, es un parche que en realidad no nos hace ni más felices, ni más saludables.

El remedio, sin embargo, es bastante simple: LA COMIDA ES UN PORTAL! 

Esta declaración tan simple es una completa reorientación de todo el campo de la psicología de la alimentación. La comida es un portal significa que nuestra relación con la comida nos puede llevar a algunos viajes muy poderosos. Cada problema de alimentación que enfrentamos es un portal, es una apertura, y este portal nos lleva a un sinnúmero de lugares misteriosos y sorprendentes y la función de nuestros desafíos con la comida es conectarnos con estos lugares que existen dentro de nosotros. Los problemas alimentarios no son solo por comida. Comer en exceso, atracones y comer emocional generalmente están conectados a otros dominios de la vida. Estoy hablando de relaciones, carrera, dinero, sexualidad, amor, espiritualidad, familia, paternidad, nuestro propósito en el mundo, y mucho más.

Cuando entramos por la puerta que llamamos “mi desafío de comer emocionalmente”, por ejemplo, podría llevarnos a un lugar donde comencemos a notar que estamos comiendo emocionalmente debido a nuestras problemas de relación. Tal vez nuestra comunicación con nuestra pareja sea ineficaz, tal vez los verdaderos sentimientos no se compartan, tal vez hayamos llegado a un callejón sin salida y necesitemos ayuda. Y cuando no abordamos el desafío de la relación de una manera que sea verdaderamente efectiva, un resultado común de dicha experiencia es comer emocionalmente. Entonces, en este caso, ya que comer emocionalmente no tiene nada que ver con tener una fuerza de voluntad debilucha, o con ser un perdedor en lo que respecta a la comida, nos damos cuenta que el comer emocional aquí es simplemente una puerta. Y esta puerta nos está pidiendo que golpeemos, nos está pidiendo que la abramos, y cuando abrimos esa puerta, nos encontramos en un nuevo espacio que debemos explorar de una manera honesta, sincera y humilde.

Nuestros desafíos de alimentación tienen una forma asombrosa de hacernos humanos. Nos piden que nos miremos a nosotros mismos, nos piden que profundicemos en nuestras vidas, que veamos lo que está sucediendo, que veamos lo que está sucediendo en nuestro corazón y nuestra alma, y ​​que hagamos ajustes y correcciones que estén en consonancia con la expresión más alta de quiénes somos como seres humanos.

Una vez que empiezas a ver tu relación con la comida como una puerta de entrada, como un portal a nuevas dimensiones de tu ser, entonces realmente puedes comenzar el proceso de sanación y transformación. Atacar tus problemas de alimentación es literalmente como atacarse a sí mismo, porque ahí es donde vive el problema de comer, y de ahí viene, de tu interior. Es tan tonto como que una mano luche contra la otra. ¡No hay manera posible de ganar!

La vida quiere enseñarnos a través del vehículo de nuestra relación con la comida. Se trata de crecimiento y auto evolución, de la evolución del YO. Por más que lo intentemos, la vida no nos permitirá evitar enfrentar los verdaderos problemas. Créanlo o no, por muy incómodo que parezca, es la mejor noticia posible, porque una vez que entramos por la puerta llamada comida, y exploramos lo que nuestros problemas de alimentación intentan enseñarnos, nos posicionamos de verdad en el lugar desde donde podemos llegar donde queremos ir. Nos posicionamos para ser mejor nutridos, más felices, más efectivos en el mundo y más capaces de crear y atraer la vida que queremos.

Deja de ver tu desafío de comer como el enemigo, todo lo contrario, es tu amigo, y es una apertura. Por supuesto, es posible que descubramos que lo que encontramos cuando entramos por la puerta a la que llamamos preocupaciones sobre la comida es un misterio. ¡Y, qué cosa tan hermosa! ¡La vida es un misterio!

Disponte a atravesar este portal, te prometo que hará con que todo cambie!

Ps. Marcela Collado

× ¿Tienes dudas?