¿Como  reducir el impacto psicológico de la cuarentena por  Coronavirus ?

El brote de la enfermedad por coronavirus desde diciembre de 2019 hasta ahora  ha desencadenado  en  muchos países pedir a las personas que potencialmente han entrado en contacto con la infección que se aíslen en sus hogares o en un centro de cuarentena especializado.

El Departamento de Medicina Psicológica, King’s College London, en un estudio de investigación del impacto psicológico de la cuarentena, The psychological impact of quarantine and how to reduce it: rapid review of the evidence (20 febrero 2020) descubrió que la mayoría de los estudios revisados ​​informaron efectos psicológicos negativos, como síntomas de estrés postraumático, confusión e ira. Los factores estresantes incluyen una mayor duración de la cuarentena, temores de infección, frustración, aburrimiento, suministros inadecuados, información inadecuada, pérdidas financieras y estigma. Algunos investigadores han sugerido efectos duraderos. En situaciones de cuarentena, los funcionarios deberían implementar la cuarentena solo el tiempo que sea absolutamente necesario, proporcionaruna justificación clara para la cuarentena e información sobre los protocolos, y garantizar que se proporcionen suministros para necesidades básicas

El estudio también informó los efectos positivos de pedir al altruismo recordando al público sobre los beneficios de la cuarentena para la sociedad en general. La mayoría de los efectos adversos provienen de la imposición de una restricción de libertad; cuarentena voluntaria está asociada con menos angustia y menos complicaciones a largo plazo. Los funcionarios de salud pública deberían enfatizar la elección altruista de auto-aislamiento.

Factores estresantes durante cuarentena que debemos tratar de mitigar:

  • Duración de la cuarentena: 10 días o más de confinamiento se relacionó con un mayor número de síntomas de estrés postraumático, conductas de evitación y enojo.
  • Miedo a la infección: Muchos informaron miedo por su propia salud o miedo a infectar aotros, especialmente a los miembros de la familia. El temor a que los síntomas pudieran manifestarsecontinuó afectando su bienestar durante mesesdespuésde que finalizó la cuarentena.
  • Soledad y aburrimiento: muchas personas informaron frustración con el encierro, pérdida de la rutina habitual y contacto social y físico reducido. Una sensación de aislamiento del resto del mundo era angustiante y exacerbada por no poder participar en las actividades cotidianas habituales, como comprar las necesidades básicas.
  • Miedo a la falta de suministros básicos: la ansiedad y la ira por no tener suministros básicos adecuados, como alimentos, medicamentos, máscaras, termómetros, agua, ropa o alojamiento. Persistió por hasta 4 a 6 meses después de que finalizó la cuarentena.
  • Información inadecuada: muchos participantes citaron información pobre de las autoridades de salud pública como un factor estresante, informando insuficientes pautas claras sobre las acciones a tomar y confusión sobre el propósito de la cuarentena. La falta de claridad sobre los diferentes niveles de riesgo, en particular, llevó a los participantes a temer lo peor.Un estudio encontró que en los casos en que las personas sentían que los funcionarios de salud y del gobierno no tenían claro la gravedad de la pandemia, no solo tenían menos probabilidades de cumplir con los protocolos de cuarentena, sino que también tenían más probabilidades de sufrir síntomas de estrés postraumático.
  • Finanzas: la pérdida financiera como resultado de la cuarentena creó una grave angustia socioeconómica y se descubrió que era un factor de riesgo para los síntomas de trastornos psicológicos, ira y ansiedad varios meses después de la cuarentena. Esto también se relacionó con una interrupción de las redes sociales y la pérdida de actividades de ocio debido a la presión financiera.

En general se sugiere que el impacto psicológico de la cuarentena es amplio, sustancial y puede ser duradero. Por supuesto, los efectos psicológicos de no usar la cuarentena y permitir que la enfermedad se propague podrían ser mucho peores. Si la cuarentena es esencial, los resultados del estudio sugieren que los funcionarios deberían hacer todo lo posible para garantizar que esta experiencia sea lo más tolerable posible. Esto se puede lograr: diciéndole a las personas lo que está sucediendo y por qué, explicando cuánto tiempo continuará, proporcionando actividades significativas para que realicen mientras están en cuarentena, proporcionando una comunicación clara, asegurando suministros básicos (como alimentos, agua y suministros médicos) están disponibles y refuerzan la sensación de altruismo que las personas deberían, con razón, sentir. Los funcionarios de salud encargados de implementar la cuarentena, que por definición están empleados y generalmente tienen una seguridad laboral razonable, también deben recordar que no todos están en la misma situación. Si la experiencia de la cuarentena es negativa, el estudio revisado aquí sugiere que puede haber consecuencias a largo plazo que afectan no solo a las personas en cuarentena sino también al sistema de atención médica que administró la cuarentena y a los políticos y funcionarios de salud pública que la ordenaron.

Los mensajes clave son: 

  • La información es clave, las personas en cuarentena necesitan comprender la situación, la comunicación efectiva y rápida es esencial.
  • Se deben proporcionar suministros (tanto generales como médicos; durante el período de cuarentena. 
  • Con este conocimiento y conciencia, podemos intentar mitigar las emociones negativas que experimentamos mientras estamos en cuarentena. 
  • El aislamiento social en un mundo de tecnología e Internet está cambiando, y las personas en todo el mundo en cuarentena en este momento están mostrando resistencia y solidaridad. 
  • Utilizar la tecnologia para no aislarnos de nuestros seres queridos y pretegernos todos es nuestra responsabilidad.
  • Con la conciencia obtenida de los estudios sobre los efectos psicológicos de las pandemias y cuarentenas anteriores, podemos trabajar para reducir los efectos negativos del aislamiento social y la cuarentena: AHORA HAY ESPERANZA Y DEBEMOS CENTRARNOS EN ESO.

Si sientes que necesitas ayuda en la contención emocional, información y manejo de emociones con tus hijos o adultos mayores no dudes en consultar a nuestros expertos en salud Mental. 

Dra. Paulina Troncoso

Hola, ¿Cómo puedo ayudarte?
× ¿Tienes dudas?