El embarazo es un estado saludable donde las mujeres experimentamos diferentes emociones provocadas por cambios hormonales.

Rabia, inseguridad, tristeza y esperanza son las emociones que más se repiten durante estos días de agitación social, según afirma la encuesta Pulso Ciudadano, publicada por Activa Research

En este contexto, algunas embarazadas  pueden experimentar sentimientos particularmente intensos que pueden modificar conductas, hábitos, relaciones o nuestra vida en general.

Tener conciencia de cómo nuestro estado mental de forma subconsciente afecta nuestro cuerpo y bebe es fundamental por lo que prestar atención a nuestras emociones en períodos de alta emotividad y a la forma cómo éstas pueden alterar nuestros ritmos biológicos naturales (apetito, sueño, libido)

Es fundamental estar al tanto de la contingencia, pero más allá de eso, hay que evitar quedarse atrapado en el exceso de noticias que no aportan, sobre todo en televisión y redes sociales que afectan nuestro estado emocional y el de nuestro bebe.

En síntesis, la mejor estrategia para que el desborde emocional no nos pase la cuenta tiene tres pasos: expresar nuestras emociones y compartirlas con nuestros seres queridos; mantener rutinas claras y un estilo de vida saludable, y tomar conciencia de cómo nos afecta el exceso de información en nuestro embarazo.

Debemos entender como nos afecta el estrés de la contingencia, conocer nuestros estados emocionales, ponerles nombre, para así evitar estados ansiosos- depresivos  que solo perjudican a nuestra salud y la de nuestro hijo.

Si estos estados emocionales sobrepasan tu vida en pareja, o laboral o social sintiéndote sola, o sin herramientas para sobrellevarlas, no dudes en consultar a un especialista en salud mental.

Dra. Paulina Troncoso

Psiquiatra del equipo psiquiatrasOnline.com

Fellowship Universidad de Toronto. Canadá (2017-2019)

× ¿Tienes dudas?